Las administraciones de consocios que aún hoy operan en forma analógica necesitan prepararse para que el nuevo contexto.